¡Las personas más especiales en tu boda!

56

La elección de las damas y caballeros para el día de tu boda es súper importante. No importa cuántos elijan, lo esencial es que sean personas de su entera confianza: Mujeres u hombres, en los que puedan poner responsabilidades, que conozcan sus gustos y sean pacientes; sobre todo, que no permitan que los nervios los ataquen.

Deberán participar en dos etapas: La primera es la pre-boda; sus actividades irán desde ayudarlos con la organización del evento, buscar opciones para la decoración, acompañarlos a ver cada detalle, etcétera. Hasta apoyarlos con la elección del vestido o traje y la planeación de las despedidas de solteros. Esta etapa puede ser algo estresante pero si estas con las personas correctas disfrutarás de todo, lo más divertido será ponerse de acuerdo en el color de sus vestidos y estilo, pueden sacar su lado más fashionista y creativo.

La segunda etapa es el día de la boda. Una dama o caballero, debe estar desde temprano con los novios por si necesitan algo o surge un imprevisto y resolverlo. Ya en la recepción tienen la tarea de cuidar cada detalle para que sea un día perfecto para los recién casados.

Existe la tradición de designar a una mujer como tu dama de honor, las demás serán damas de compañía. Aquella mujer especial se encarga de ser tu mano derecha en todo momento.

Ahora que lo sabes, no olvides elegir a las personas correctas y asignar tareas para que cada una o uno de ellos conozca sus labores, ustedes puedan despreocuparse por completo y disfrutar al cien el día más especial de sus vidas. Piensa que en el día de tu boda lucirás preciosa en todas las fotografías a lado de tus damas, son grandiosos recuerdos y grandes momentos que quedarán captados.